¿Para qué sirven las prácticas y cómo puedo conseguir una?

Las prácticas son una excelente manera para ganar experiencia laboral, aprender sobre un sector y ampliar tu experiencia profesional.

Aunque en muchos contratos de prácticas pagan muy poco (y algunas no son remuneradas), la experiencia profesional de unas buenas prácticas te ayudará en tu futuro cuando estés buscando un trabajo a jornada completa. En algunas prácticas, incluso es posible pasar a trabajar a jornada completa o tener la oportunidad de conseguir un mejor trabajo en la misma empresa una vez que el tiempo  de prueba haya pasado. Además las prácticas pueden ayudarte también a empezar un nuevo camino profesional, dándote experiencia y contactos y ayudarte a decidir si es la profesión correcta para ti.

A continuación te presentamos algunos consejos para encontrar las prácticas ideales para ti.

Piensa qué quieres hacer. ¿Quieres crédito para un curso universitario? ¿Estás buscando un trabajo a jornada completa o parcial? ¿Estás interesado en aprender sobre una nueva profesión? Imagina qué esperas de tus prácticas antes de empezar a presentar solicitudes.

Busca de manera inteligente. Es mucho más fácil encontrar un trabajo o unas prácticas a través de la gente que conoces. ¿Tus profesores conocen a alguien que pueda ayudarte? ¿Tienes amigos o mentores en las empresas donde te gustaría trabajar? Asiste a ferias profesionales en tu área o en las áreas donde te gustaría trabajar. Habla con gente que trabaja en empresas en las cuáles estás interesado. Mira qué tipo de puestos de trabajo tienen disponibles. Si estás en la universidad, debería haber alguien capaz de ayudarte a buscar prácticas y guiarte hacia el camino correcto.

Otra forma de conseguir buenos contactos, especialmente si no hablas inglés lo suficientemente bien como para trabajar, es tomar algún curso de inglés que ofrezca prácticas o trabajos de verano. Los cursos que ofrecen el aprendizaje de inglés y prácticas profesionales, pueden ayudarte a construir tu CV, hacerte generar contactos y ganar experiencia en el idioma y en los negocios.

Actualiza tu currículum. Asegúrate de que tu CV esté lo mejor que podría estar y que la información es correcta, bien escrita, y que se ajusta a los puestos de trabajo que has solicitado. Si no has escrito nunca un CV con anterioridad, ¡pídele ayuda a alguien! Es muy embarazoso darte cuenta que tienes errores en tu CV una vez que ya has solicitado las prácticas de tus sueños.

Haz un seguimiento de las ofertas a las que te has presentado. Si estás interesado en unas prácticas en concreto, llama o manda un email para comprobar cómo está el proceso de selección. Aunque algunas compañías no hacen el seguimiento, no hay nada que perder en mandar un email o hacer una llamada una semana después de hacer la solicitud. ¡Esto es siempre y cuando el formulario de solicitud diga específicamente “no llamar”!

¡Sigue presentando solicitudes! Cuantas más prácticas solicites, más oportunidades tendrás de conseguir una. No elijas sólo una y esperar lo mejor. Elige varias prácticas y así ganarás soltura en escribir cartas de presentación, en hacer entrevistas y en hablar con entrevistadores. Todas estas cosas son experiencias valiosas, aún cuando no todas las solicitudes que hagas te lleven a obtener una práctica.

シェアする