¿En qué idioma nos comunicamos más rápido?

Para responder esta pregunta la Universidad de Lyon creó una suerte de “torre de Babel de laboratorio” en la que congregó casi 60 personas leyendo textos en voz alta en 7 idiomas distintos, con la intención de conocer en qué idioma se habla más rápido.  Si bien algunos señalan que en todo el mundo existen casi 7000 lenguas, este experimento sólo se realizó considerando los idiomas más hablados globalmente: chino mandarín, inglés, francés, alemán, japonés, italiano y español

¿Los resultados?

-El español es el idioma que se habla con más rapidez: ¡7,82 sílabas por segundo!  Esto significa que se utilizan muchas sílabas en poco tiempo (mayor tasa silábica)

-El segundo idioma con mayor tasa silábica es el japonés

- Con respecto a la densidad informativa que se transmite al hablar, el español también lidera esta lista al ser idioma que incluye menos información en cada sílaba individual. Algunos lingüistas aseguran que “una única sílaba contribuye a una mínima parte del significado de la frase que lo contiene, lo que en consecuencia obliga a pronunciar muchas más sílabas en inglés, por ejemplo”.

-El chino mandarín posee una información “genética” diametralmente opuesta al español: es el idioma más lento cuando se verbaliza, pero transmite más contenido en cada palabra

-El segundo idioma más lento al hablar es el alemán

Ahora hagamos el ejercicio de comparar las características del español con el idioma más importante: el inglés.

Académicos y obsesivos del lenguaje se han dedicado, asimismo, a contrastar ambos idiomas y han encontrado que, en promedio, los hispanohablantes necesitamos usar 30% más sílabas que en inglés para poder expresarnos.

Aquí va un sencillo ejemplo:

Nice to meet you. (5 sílabas)

Encantado de conocerte. (9 sílabas)

¿Quieres comprobarlo? Busca un cronómetro,  pídele a un amigo anglosajón que lea este texto al mismo tiempo que tú en su idioma nativo, mientras tú lo lees en español.

Texto en español:

¡Qué frío tan atroz! Caía la nieve, y la noche se venía encima. Era el día de Nochebuena. En medio del frío y de la oscuridad, una pobre niña pasó por la calle con la cabeza y los pies desnuditos. Tenía, en verdad, zapatos cuando salió de su casa; pero no le habían servido mucho tiempo. Eran unas zapatillas enormes que su madre ya había usado: tan grandes, que la niña las perdió al apresurarse a atravesar la calle para que no la pisasen los carruajes que iban en direcciones opuestas.

(Extracto de “La vendedora de fósforos”- Hans Christian Andersen)

Texto en inglés:

It was terribly cold and nearly dark on the last evening of the old year, and the snow was falling fast. In the cold and the darkness, a poor little girl, with bare head and naked feet, roamed through the streets. It is true she had on a pair of slippers when she left home, but they were not of much use. They were very large, so large, indeed, that they had belonged to her mother, and the poor little creature had lost them in running across the street to avoid two carriages that were rolling along at a terrible rate.
(Extracto de “The littlematch-seller”- Hans Christian Andersen)

¿Cómo te fue en el reto? Lo importante es que te expreses, que utilices los idiomas como herramientas valiosas para comunicarte sin importar la velocidad en que lo hagas. Un nuevo idioma, una nueva experiencia que ampliará tu mundo. Descubre cómo lograrlo con la variada opción de cursos de inglés de Kaplan

Поделиться
другие статьи