LO QUE APRENDES CUANDO VIAJAS

Existen mil cosas que aprendes cuando viajas, aquí podrás leer algunas de ellas:

1. Controlar tu presupuesto

Definitivamente cuando estás de viaje aprendes a hacer presupuestos y a tomar decisiones para hacerlo rendir al máximo. Es el momento perfecto para organizar tus fondos, para priorizar tus actividades y determinarte a conseguir tus objetivos. Con esto en mente y con un orden establecido, podrás alcanzar tus metas en tu travesía basándote en lo que tienes.

 

2. Ver lo útil que resulta saber el idioma local

Una de las principales razones por las cuales emprendemos un viaje es para aprender un nuevo idioma. Y es que es en el destino donde realmente nos damos cuenta de la utilidad que conlleva hablar la lengua nativa. Si o sí debes desenvolverte en un nuevo ambiente, entender y hacerte entender. Es justo en ese momento donde te das cuenta de que hablar un nuevo idioma te abre las puertas a un mundo totalmente desconocido.

 

3. Desenvolverte en un ambiente nuevo

Cuando llegas a una nueva ciudad, empiezas poco a poco a entender sus dinámicas y las facilidades que te ofrece. Después de un tiempo, te vuelves un experto utilizando los medios de transporte y logras movilizarte de un lugar a otro en el menor tiempo posible y batiendo récord en el menor gasto de presupuesto posible. También empiezas a usar todas las aplicaciones relacionadas con medios de transporte de la ciudad, desde bicicleta hasta tren, lo cual resulta muy emocionante porque te das cuenta de que todos estos medios son eficientes y seguros para ti. 

 

4. Aprendes a vivir para ti y a ganar más independencia

Si viajas solo a un país nuevo, deberás hacer muchas cosas por ti y para ti. Aprenderás a manejar tu tiempo, a cocinar para ti, a viajar solo, a hacer cosas que te dan paz y tranquilidad… así pues, cultivarás lo esencial en ti y buscarás el momento ideal para hacer nuevos amigos y de compartir con ellos tu felicidad.

 

5. Te arriesgas a decir que ¡SI!

Cuando ya tomaste la decisión de vivir una nueva aventura, estás dispuesto a experimentar todo lo nuevo que trae. Te das cuenta qué la vida es una sola y que a veces debes tomar riesgos, viajar a lugares inesperados, romper viejos hábitos o rutinas, probar comida totalmente nueva, realizar actividades que ni te imaginabas y hasta podrás adquirir nuevos hobbies dependiendo del lugar donde estés; todo esto siendo realistas pero arriesgados.

Compártelo